Buscar en esta web:

Lunes, 22 de Enero 2018

 

TV

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Julio César Uribe Flores

(Lima - Barrios Altos 9 de mayo de 1957)

Es un ex-futbolista peruano. Fue un centrocampista armador, dotado de un regate y una técnica superlativa, popularizó la jugada conocida como "la elástica", en los años 80. Uribe es considerado uno de los jugadores más elegantes que haya tenido la Selección de fútbol del Perú, con la que disputó la Copa Mundial de fútbol de 1982. Paseó su fútbol por equipos de Perú, Italia, Colombia y México. Es considerado como uno de los máximos ídolos del Club Sporting Cristal.

Julio César Uribe es hijo de Máximo Uribe y Esperanza Flores, es el cuarto de seis hermanos, tres hombres y tres mujeres. Desde joven estuvo interesado en dos deportes en particular: el fútbol y el box, aunque finalmente se inclinó por seguir profesionalmente el primero. Su hijo Edson Uribe, también es futbolista.

Llegó a las divisiones menores del Sporting Cristal a los 12 años, donde destacó desde corta edad en los juveniles. Su debut oficial con el plantel profesional ocurrió un 10 de Diciembre de 1975, a los 18 años, en un partido en un partido jugado en el estadio de Matute frente a Alianza Lima que terminó empatado 1-1. Julio Cesar Uribe se ganó el titularato los siguientes años, y se convirtió tras el retiro de Alberto Gallardo, en la gran promesa del Sporting Cristal.

En 1979, obtiene el título de la Primera División del Perú, siendo además la figura y goleador del equipo con 18 tantos. El siguiente año jugó dos recordados partidos ante River Plate en Buenos Aires, un amistoso que ganaron los celestes con gol suyo y un polémico partido por Copa Libertadores en donde volvió a anotar y ser figura. Fue tan grata la impresión dejada en la prensa argentina que lo bautizó como "El Diamante Negro". Volvió a obtener el título peruano en 1980, logrando el primer bicampeonato en la historia del Sporting Cristal. En 1981, Uribe fue considerado el tercer mejor jugador de América, por detrás de Diego Maradona y Zico.

"El Diamante" era una de las promesas de la Copa Mundial de fútbol de 1982, sin embargo, debido a problemas internos con el plantel, jugó mucho menos de lo esperado. Uribe fue transferido al Cagliari Calcio de Italia, donde dejó buenos recuerdos y fragmentos de buen fútbol a la hinchada. Alternó aquí por tres temporadas, para desvincularse del club debido a una aguda crisis económica.

En 1986, fichó por el Atlético Junior de Colombia, donde realizó un gran campeonato y anotó 16 goles. Se convirtió rápidamente en ídolo del cuadro de Barranquilla. Al año siguiente, pasó al América de Cali donde reeditó sus grandes actuaciones. Fue contratado por el Club América de México a mitad de la temporada 1987-88, y fue campeón ese año. A pesar de sus buenas presentaciones, tuvo que dejar el cuadro mexicano debido a un sonado enfrentamiento con algunos jugadores.

En el mes de Setiembre de 1988 volvió al club que lo vio nacer, Sporting Cristal, para afrontar el torneo Descentralizado peruano, la capitanía del equipo le es concedida y anota un total de 5 goles, logrando obtener dicho torneo tras ganar la Liguilla Final disputado en el mes de enero de 1989. Un jueves 26 de enero se proclamó nuevamente campeón del fútbol peruano (su tercer título con el cuadro bajopontino) luego de derrotar a Universitario de Deportes (ganador del 1er torneo) por 2-1 en partido jugado en el Estadio Nacional hasta tiempo suplementario.

Luego, tuvo pasos fugaces por los Tecos de la UAG de México y el América de Cali donde ya había jugado.

En 1991 retornó al Sporting Cristal donde tuvo más de un entredicho con el entrenador Juan Carlos Oblitas y a mediados de Octubre fue forzado a dejar el club que finalmente obtuvo el 2do torneo y el campeonato nacional. En sus últimos años estuvo por el Independiente Medellín y Envigado de Colombia, dejando en cada equipo destellos de su gran calidad y algunos buenos goles.

Culminó su carrera siendo jugador-entrenador del Carlos A. Manucci de Trujillo en 1994.