Buscar en esta web:

Lunes, 22 de Enero 2018

 

TV

Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Katerinne Mabel Olemar Otero, es una campeona desde su nacimiento ocurrido el 10 de mayo de 1993. Sus padres, le inculcaron el respeto y sentimiento hacia los colores blanquirrojos, reflejando ese espíritu patrio a través de sus manos, cada vez que salta a una cancha de vóley. Actualmente, ella defiende los intereses de la selección nacional y al club rimense, Sporting Cristal.

La “picante” Olemar despierta los aplausos interminables del público aficionado a la Liga Nacional Superior de Voleibol. Frente a la net dispara “balazos mortales” y cuando defiende muestra el reflejo de una verdadera leona. Apenas cuando tenía 15 años ya era toda una jugadora profesional y despertaba pasión en los aficionados al vóley dentro de su natal y querida Piura.

Sus progresos deportivos fueron siempre importantes,  pero “explotó” a partir de 2010, año donde pasó al Unión Vallejo de Tarapoto y fue llamada a la selección juvenil de Perú. Esa misma temporada ganó por primera vez la Liga Nacional Superior de Voleibol con el Divino Maestro. Al año siguiente logró ascender al Unión Vallejo de Tarapoto a la máxima categoría del voleibol nacional.

En 2012 fue fichada por el César Vallejo de Trujillo con el que contribuyó de forma maravillosa para conseguir  nuevamente el título de la Liga en la temporada 2012-2013. Como buena deportista y mejor persona, después de tan grande éxito, decidió buscar nuevos retos, por eso aceptó defender los colores de Sporting Cristal, donde llegó en la temporada 2015.

 

Como dato final, les contamos que su bloqueo es impresionante, pues alcanza una muralla de 2.93. Su estatura se duplica al momento de saltar, pues mide 1.77 y conserva un estado físico envidiable, pues tiene 64 kilos de fortaleza e inteligencia para deleitar a sus seguidores.

Katerinne Mabel Olemar Otero, es una campeona desde su nacimiento ocurrido el 10 de mayo de 1993. Sus padres, le inculcaron el respeto y sentimiento hacia los colores blanquirrojos, reflejando ese espíritu patrio a través de sus manos, cada vez que salta a una cancha de vóley. Actualmente, ella defiende los intereses de la selección nacional y al club rimense, Sporting Cristal.   La “picante” Olemar despierta los aplausos interminables del público aficionado a la Liga Nacional Superior de Voleibol. Frente a la net dispara “balazos mortales” y cuando defiende muestra el reflejo de una verdadera leona. Apenas cuando tenía 15 años ya era toda una jugadora profesional y despertaba pasión en los aficionados al vóley dentro de su natal y querida Piura.   Sus progresos deportivos fueron siempre importantes,  pero “explotó” a partir de 2010, año donde pasó al Unión Vallejo de Tarapoto y fue llamada a la selección juvenil de Perú. Esa misma temporada ganó por primera vez la Liga Nacional Superior de Voleibol con el Divino Maestro. Al año siguiente logró ascender al Unión Vallejo de Tarapoto a la máxima categoría del voleibol nacional.   En 2012 fue fichada por el César Vallejo de Trujillo con el que contribuyó de forma maravillosa para conseguir  nuevamente el título de la Liga en la temporada 2012-2013. Como buena deportista y mejor persona, después de tan grande éxito, decidió buscar nuevos retos, por eso aceptó defender los colores de Sporting Cristal, donde llegó en la temporada 2015.   Como dato final, les contamos que su bloqueo es impresionante, pues alcanza una muralla de 2.93. Su estatura se duplica al momento de saltar, pues mide 1.77 y conserva un estado físico envidiable, pues tiene 64 kilos de fortaleza e inteligencia para deleitar a sus seguidores.